Reciente Mensajes del Párroco

Mensaje del Boletín – 21 de Abril 2019

Queridos Amigos y Amigas:

¡El Señor ha resucitado, aleluya, aleluya!

Hermanos y hermanas el tiempo de la Pascua ha llegado. Nuestro Señor Jesucristo ha vencido a la muerte y con su victoria nuestros pecados han sido perdonados. Cristo Jesús ha pasado de la muerte a la vida y con su resurrección nos ha dado una nueva vida. El tiempo de la pena, del sufrimiento y de la penitencia ha llegado su fin. Cristo ha vencido a la muerte y con su victoria el tiempo de la alegría y el gozo ha comenzado.

La resurrección del Jesús nos invita a vivir una nueva etapa en nuestra vida. Durante cuarenta largos días, hemos vivido más intensamente la oración, el ayuno y la caridad. Con estas prácticas cuaresmales sufrimos y pasamos hambre con el Cristo abandonado en las calles, en las cárceles y en los centros de detención.

Durante cuarenta días hemos compartido de manera especial nuestro sentido de ser cristianos ayudando a los otros por medio de las obras cuaresmales de justicia y misericordia organizadas en nuestra parroquia de Santa Rita, así como por los compromisos propios de abstinencia y los ejercicios de caridad para con los más necesitados, nos hemos reconciliado con Cristo por el sacramento de la reconciliación. En una palabra, nos hemos preparado para este momento de felicidad.

A nuestro alrededor vemos como las flores empiezan a florecer, los arboles comienzan a llenarse de vida, y el sol comienza a brillar con más intensidad. La resurrección de Cristo nos llama a resucitar también con él, a tener vida, a levantarnos y a amar con más intensidad.

Nosotros, así como los discípulos, también salimos corriendo a ver la tumba abandonada. Nosotros como ellos también nos damos cuenta que no podemos seguir buscando a Cristo en la oscuridad de una tumba vacía. ¡Cristo está vivo!, ¡Cristo ha resucitado! No busquemos más en la tristeza del dolor y del pecado al que nos ha perdonado y nos ha dado nueva vida.

Hoy empieza la nueva etapa del Cristo vivo y resucitado. Hoy Cristo nos dice que no está en la tumba fría y vacía, que no se ha quedado muerto ni en el olvido. Hoy Cristo nos recuerda que vive en medio de nosotros, en nuestras hermanas y hermanos, en las personas que amamos, pero también en quienes muchas veces olvidamos.

Hoy, más que nunca, Cristo nos invita a vivir con alegría, entusiasmo y amor. Que la alegría de saber que Cristo ha resucitado sea un motor más para continuar viviendo con entusiasmo la fe que nos ha dado con su resurrección.

Que por la gracia de la pascua el Señor nos enseñe a practicar más la fe, la esperanza y la caridad con quienes nos encontremos en nuestro camino de la vida.

¡Que el Señor Jesús que ha Resucitado los bendiga! ¡Aleluya, Aleluya! Felices pascuas de Resurrección.
P. Homero Sánchez, OSA Párroco de la Parroquia de Sta. Rita de Cascia